Plan de vuelo: Situación Actual

En la entrada anterior describí lo que he denominado el «plan de vuelo» o el plan estratégico en tiempos de crisis; hoy hablaremos de la situación actual, como primer elemento del plan.

Siguiendo con el símil del plan de vuelo, el piloto debe conocer con exactitud cuál será su punto de partida para poder definir su plan; de la misma manera una organización debe conocer exactamente su punto de partida o situación actual con la finalidad de identificar aquellos aspectos que deba mejorar, reforzar, reformular o anticipar.

Mi recomendación hacia empresas que nos han confiado la responsabilidad de facilitar su proceso de desarrollo del plan estratégico es que se concentren fundamentalmente en la identificación de las cosas, actividades o estrategias que:

  • efectivamente están haciendo bien o muy bien, por ejemplo: Contamos con excelente cobertura geográfica que nos permite llegar a los clientes en todos los estados del país;
  • las que no están haciendo bien o que podrían ser mejoradas, por ejemplo: La calidad de servicio y atención a los clientes en nuestras tiendas

Identifiquemos aquellas que generan mayor impacto en la operación y en los resultados de la organización. Todo esto estrictamente desde el punto de vista interno. El análisis desde el punto de vista interno es lo que se conoce como Fortalezas (lo que hacemos bien) y Debilidades (lo que no estamos haciendo bien o podemos mejorar).

Una vez realizado el análisis interno, debemos proceder con la identificación de aquellos aspectos del mercado que impactan positiva o negativamente la operación:

  • Aspectos con impacto positivo en la operación del negocio constituyen áreas de oportunidad que deberán ser aprovechadas, por ejemplo: Crecimiento general del mercado de ventas al detal.
  • Aspectos con impacto negativo o que ponen de alguna manera en riesgo la operación tal y como es, constituyen áreas de atención, por ejemplo: Disminución en la frecuencia de compra de los clientes de semanal a quincenal.

Cuando se analiza la situación actual desde el punto de vista externo, logramos identificar las Oportunidades (impacto positivo) y las Amenazas (impacto negativo) que el mercado está presentando para nuestra empresa.

Al analizar las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, habremos construido la matriz FODA, a la cual se hace referencia en la literatura de negocios. Identificar los elementos principales que conforman esta matriz, permite determinar los aspectos a mejorar, reforzar, reformular o anticipar tal y como comentara al principio.

Como complemento a este análisis externo, es importante también tomar en cuenta los aspectos políticos, económicos, sociales, tecnológicos y legales que podrían impactar el negocio. Este análisis se conoce como análisis PESTL por sus siglas. Ejemplos de los aspectos PESTL:

  • Políticos: Renovación de autoridades nacionales o locales (elecciones)
  • Económicos: Incremento de las tasas de interés, aumento de la inflación, nuevos impuestos
  • Sociales: Cambios en los patrones de consumo, migración poblacional, rotación de personal entre empresas
  • Tecnológicos: Nuevas tecnologías, crecimiento de canales de venta no tradicionales (electrónicos)
  • Legales: Nuevas leyes o regulaciones

La idea es que podamos identificar también algunas oportunidades y/o amenazas resultantes del análisis PESTL, con el fin de poder desarrollar posteriormente estrategias o iniciativas para su beneficio.

Una vez expuesta la situación actual y habiendo identificado lo que se desea mejorar, reforzar, reformular o anticipar, se debe definir entonces el punto de llegada o situación deseada.

¿Desde cuándo no te sientas a analizar aquellas cosas que está haciendo bien o que podría estar haciendo mejor tu empresa, o aquellas cosas que están ocurriendo en tu mercado que podrían impactar tu negocio?

En la próxima entrega estaré hablando de los Objetivos del plan de vuelo o situación deseada.