El 19 de noviembre del 2019 asistimos a la invitación de Víctor Guedez en la presentación de su último libro “Liderar, emprender y gerenciar la crisis”.  Este libro se centra en el “Modelo LEG” (Líder, Emprendedor y Gerente), base para la conformación del “Liderazgo Tridimensional”, entendido como la capacidad para armonizar las competencias asociadas al:

  • Líder, que influye, inspira, fideliza y acompaña, dentro criterios de estrategia y ética. Con su enfoque amplio basado en el contexto.
  • Emprendedor, la actitud capaz de ver las oportunidades del entorno
  • Gerente, el dispuesto a coordinar las dinámicas organizacionales. Su compromiso fundamental es la empresa y sus espacios internos

El “Modelo LEG” es una disposición integrada, tanto en lo racional como en lo emocional, y fundamento para la coordinación, ejecución y evaluación de gestiones empresariales, buscando la eficacia, eficiencia y resultados, convirtiéndose en un mecanismo para superar la crisis.

Según afirma Jorge Roig en el prólogo del libro, “… el autor dedica una importante parte del trabajo para demostrar que todos tenemos algo de líderes, de emprendedores y de gerentes, y que cada quien como individuo único que es, presenta su propio cromosoma LEG, cuyas características pueden y deben transformarse de acuerdo a las funciones desempeñadas y a las condiciones del entorno…”

Con la cercanía de la entrega número 92ª del Oscar año 2020,  y siguiendo nuestra tradición, comenzamos a ver algunas de las películas nominadas y encontramos que la película de Scorsese “El Irlandés” nos permite identificar el Modelo LEG en los rasgos de cada uno de los 3 personajes principales, de una forma muy clara. Como profesionales de las Ciencias Sociales, identificamos como estos buscan efectividad en el logro de sus resultados, que es el fin de la dirección empresarial, dejando de lado, en este caso, la etiqueta moral porque se trata de la Mafia.

JIMMY HOFFA, EL PODEROSO (AL PACINO). El LIDER

Figura famosa y poderosa en la organización sindical de EUA. Ambicioso y capaz de lo que sea para conseguir sus objetivos. Ansía llegar a tener el poder. Estas personas se mostraran seguras y confiadas, tienen capacidad para influenciar, son carismáticos. No le tienen miedo al conflicto y a la negociación. Este tipo de liderazgo es difícil, porque cuesta mucho mantener el equilibrio con el resto del equipo. Son amados y odiados por igual. Deben velar por mantener los intereses comunes en los equipos de trabajo.

FRANK SHEERAN, EL QUE PINTA CASAS (ROBERT DE NIRO). El EMPRENDEDOR

Miembro de la mafia, que cambia de transportista a sicario y funcionario sindical. Dirige desde la sombra, recibe órdenes, las lleva a cabo y gestiona mucho más de lo que parece. Tiene debilidades de comunicación, pero es alguien cercano, honesto y lea en los equipos de trabajo. Ejecuta encargos, asumiendo riesgos, para resolver las dificultades.  En las organizaciones existe este tipo de dirección, que ha crecido con la organización, conoce todos sus detalles y personas. Analiza escenarios para la toma de decisiones. Enfoca sus prioridades y se apoya en los recursos que tiene. Le cuesta la comunicación y es parco en la retroalimentación. Estas personas frente al cambio sufren y les puede costar integrarse.

RUSELL BUFALINO, EL QUE MANDA (JOE PESCI). EL GERENTE

Es el auténtico jefe de la mafia, mueve los hilos, toma las decisiones importantes y manda ejecutar las órdenes. Es metódico, controlador y tiene un equipo de confianza que resuelve todos los problemas que van surgiendo. Cuida todo detalle y analiza al mínimo todo riesgo, no se le escapa nada. En las organizaciones suele estar muy arriba, tiene una visión clara de todo lo que está sucediendo a su alrededor y busca personas que lleven a cabo la estrategia marcada. Dirige, todo lo ve y le reportan todos los detalles. Tiene principios y es firme con todo lo que es leal y hace lo necesario por mantenerlo.

Estos tres personajes fueron efectivos y generaron resultados a su organización pero hay que dejar claro la ausencia de un elemento fundamental al que alude Víctor Guedez como lo es la ETICA.

Entendiendo que cada quien crea su propio cromosoma LEG, por lo que es importante identificar qué características deberán ser fortalecidas y reconocer debilidades a ser superadas y  con ello se preparará mejor a las personas que tienen cargos de dirección, para obtener los resultados esperados.

Peter Drucker, expresó que “las personas tienen una tendencia perversa a comportarse como seres humanos.” Con ello señaló algo que es evidente, las personas no somos máquinas y, por ello, no somos programables. Sin embargo, reconocemos que hay elementos comunes como las necesidades que satisfacer, la motivación que lo impulsa y la identificación de comportamientos y cualidades para convertirse en un líder ético que alcanza metas.

¿Es factible desarrollar las capacidades de un líder ético que alcance metas?

Autoras: Ofelia Pérez F. y María Teresa Ramos